La nueva generación de Recursos Humanos

 

Inteligencia Emocional vs. Inteligencia Racional

0
Posted julio 19, 2012 by Sergio in ARTÍCULOS
Inteligencia Emocional Vs Inteligencia racional

En mis inicios en la facultad, recuerdo que tuve una profesora que cada clase conseguía sorprenderme con alguna explicación. Era de esas profesoras que dejaban un mensaje al aire para que cada alumno lo interiorizara y tras una profunda reflexión sacara sus propias conclusiones sobre el tema. En unas de sus clases estábamos debatiendo la importancia de la inteligencia racional y emocional en el mundo empresarial, y nos lanzó un mensaje que no tiene desperdicio y que me gustaría compartir con vosotros;  ¿En qué porcentaje creéis que tiene más importancia una sobre la otra a la hora de trabajar?

Para ese entonces yo consideraba que la inteligencia racional era la clave del éxito, y de alguna manera dejaba al margen el tema emocional en el ámbito laboral. La lógica me llevaba a pensar que si una persona tiene una gran capacidad intelectual tendría el camino allanado, y podría conseguir todo aquello que se propusiese con mayor facilidad que el resto. ¿Tenía sentido verdad?

Qué equivocado estaba para ese entonces. Es evidente que sobre este tema habrán muchas opiniones y que además existen multitud de variables que influyen a la hora de resolver la pregunta planteada. Sabemos que la inteligencia racional es una herramienta esencial para trabajar, te ayuda a pensar nuevas ideas en el desempeño de las tareas, te ayuda a resolver problemas, te ayuda a decidir entre diferentes alternativas y un largo etc.

Pero entonces ¿Por qué la inteligencia emocional tiene en teoría una mayor importancia?

Está inteligencia es la responsable de nuestras interacciones con el resto. Es la que nos permite gestionar nuestras emociones y la de otros. Es la responsable de nuestras relaciones en la empresa, la que marca nuestra automotivación, y sobre todo la que determina nuestro autocontrol. Gracias a estás habilidades podemos tener una visión mas amplia, sabiendo gestionar las emociones negativas, sin involucrarnos personalmente en conflictos que puedan generarnos malestar, y manteniendo una actitud motivada para conseguir aquellos objetivos que nos propongamos.

Esta inteligencia es la pieza que acaba determinando el clima de una compañía. Como interactúan entre si los colaboradores, como se apoyan unos a otros y como se levantan de cada fracaso o error con el objetivo de seguir probando hasta conseguir los resultados esperados. Y al final, lo que realmente da fuerza a una compañía y acaba determinando su éxito, son las personas que hay en ellas, y por ello saber escucharles, entenderles y mostrar cercanía con ellos será vital para la generación del bienestar grupal.

 


Autor

Sergio


0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response

(required)