La nueva generación de Recursos Humanos

 

LOS CONVENIOS DE PRÁCTICAS ¿Se está abusando de ellos como vía de contratación?

0
Posted agosto 22, 2012 by Greg in ARTÍCULOS
prácticas vs contrato

Uno de los sistemas más utilizados a día de hoy para incorporar nuevo personal a las empresas son los Convenios en Prácticas. A efectos aclaratorios, las principales características de los Convenios de Prácticas* son:

–          Acuerdo entre la Universidad y la Empresa para la realización de prácticas formativas del alumno en la empresa.

–          Puede realizarse con alumnos que hayan cursado como mínimo el 50% de su carga lectiva.

–          No existe relación contractual, por lo que no existe obligación de pago de salario aunque la empresa puede gratificar al alumno con una ayuda económica.

–          Con el Real Decreto 1493/2011 de 24 de octubre se regulan las condiciones para la inclusión de los participantes en estos convenios en el RGSS, cotizando por Contingencias Comunes y Profesionales aunque no por Contingencia de Desempleo, Fondo de Garantía Salarial y Formación Profesional, por lo que el alumno no computará la duración de su Convenio a efectos de prestación por desempleo.

*No debemos confundir esta fórmula de incorporación con el Contrato de Trabajo en Prácticas, cuya naturaleza sí es contractual y definida en el Estatuto de los Trabajadores y en posteriores modificaciones y reformas laborales.

Para muchos jóvenes ésta es la principal fórmula que les abre el camino de su inserción laboral. Este marco ofrece muchas ventajas a sus participantes (aprendizaje continuo en un ambiente real de trabajo; posibilidad de aplicar lo aprendido durante los estudios; desarrollo de nuevas competencias profesionales; sensación de estar en activo, etc.) pero también genera inquietudes y produce desventajas (retribución económica escasa para el tiempo dedicado; retraso en la emancipación de la vivienda familiar; bajo poder adquisitivo del alumno; tareas poco definidas o por el contrario alta responsabilidad sin el reconocimiento apropiado, etc.).

Las empresas también han sabido ver en esta fórmula una manera fácil de incorporar nuevos talentos, con nuevas ideas y conocimientos, a un coste reducido. Obviamente, es obligado reconocer que estas mismas empresas invierten recursos económicos y tiempo en la formación de los nuevos alumnos y, que sin esta colaboración de las empresas, muchos jóvenes talentos verían retardada aún más su incorporación al mundo laboral.

La duda surge cuando, día tras día, tanto demandantes de empleo como profesionales del ámbito laboral que se mueven por portales de empleo observan –y observamos- cómo el número de ofertas de trabajo asociadas a este tipo de convenios lleva aumentando progresivamente desde el inicio de la mal llamada “crisis económica”.

Si navegamos por este tipo de webs comprobaremos como la gran mayoría de ofertas de empleo destinadas a “becarios, asistentes, trainees o ayudantes” requieren para su formalización de la firma de un convenio con alguna entidad educativa. Este dato, aún siendo positivo para aquellos que estén finalizando su actividad formativa, ofrece un panorama desalentador para aquellos profesionales que ya han gastado el cartucho de “alumno-becario”. Estos jóvenes, formados y con experiencia, pueden ser las víctimas perfectas para pasar a engrosar las listas de desempleados, o ser los nuevos expatriados en busca de un futuro mejor fuera de nuestras fronteras.

Por todo lo anterior lanzamos varias ideas que nos gustaría reflexionar con nuestros lectores: ¿Realmente está justificado el aumento de firmas de convenios de prácticas cuando contamos ya con profesionales válidos en el mercado de trabajo? ¿Son los intereses económicos los únicos que priman a la hora de seleccionar jóvenes talentos?


Autor

Greg


0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response


(required)

 
GUÍA DE RRHH
 
  • rrhh indicadores
  • portales búsqueda empleo rrhh