La nueva generación de Recursos Humanos

 

Formación Dual

2
Posted septiembre 27, 2012 by Sergio in ARTÍCULOS

El problema es que las empresas no me contratan porque alegan que no tengo experiencia, pero si no me dan una oportunidad, nunca tendré experiencia” . Esta frase se escucha diariamente entre la sociedad juvenil, con una tasa de desempleo del 50% este colectivo está condenado a enfocar sus carreras hacia ámbitos labores ajenos a su formación, y en la mayoría de casos esto se traduce a puestos poco cualificados o de menor rango a sus estudios.

Pero ¿ Qué es realmente lo que buscan las empresas? ¿ Dónde radica el origen del problema? Las empresas conocen de cerca la metodología que llevan a cabo las universidades, institutos y escuelas de negocio,etc. Centran las clases en aspectos teóricos dejando más al margen los factores prácticos de la tarea. Cuando en la balanza formativa reside un mayor peso en temas teóricos y menos prácticos, tenemos a personas con una amplitud de conocimientos e información, pero poco operativos y capacitados para la tarea.

La conclusión que nos deja el sistema educativo actual es una multitud de jóvenes muy formados que tienen conocimientos y una buena base teórica, pero no desarrollados. En recursos humanos discernimos entre formación y desarrollo. Formación entendida como un conjunto de conocimientos que debe de tener el individuo, y el desarrollo como las actitudes y capacidades que debe de tener la persona para ejecutar de manera eficaz su labor.

Esta sería la fórmula, las empresas buscan perfiles formados y además, desarrollados previamente. Y actualmente el sistema educativo está limitado en ese sentido. Por eso las empresas optan por la contratación de personas con experiencia, tienen un desarrollo previo que facilita la gestión de la labor sin la necesidad de formaciones, tutores y supervisones, que al final no dejan de ser costes para la empresa, y en con este panorama rehuyen de ello.

Una vez analizada la situación ¿ Cuál sería la solución para salir de este problema? ¿ Y qué herramienta podríamos utilizar? Formación Dual. Este modelo está implantado actualmente en Alemania, y sus resultados están siendo muy positivos. Esto me recuerda a una de las conferencias en las que estuve hace ya algunos años. El ponente comentó que la clave del éxito residía en copiar, si alguien hace algo bien, imítalo. Pues España ha hecho algo parecido, y me parece una acción inteligente. Quizás tardía, pero mejor tarde que nunca.

Para entrar en materia, la formación Dual se basa en compaginar los estudios teóricos con el trabajo en empresas. Los estudiantes que se matriculen en estos programas cursarán un tercio de las clases en el centro y dos tercios en las empresas. Realizarán prácticas y cobrarán una beca de 400 euros.

Los estudiantes estarán durante largos periodos en las empresas, lo que supondrá que tengan un buen desarrollo personal y que incremente la probabilidad de mantenerse en plantilla una vez finalizadas las prácticas. De no ser así, el estudiante tendrá mayor posibilidad de inserción en el mercado, saldrá formado, desarrollado y el atractivo hacia las empresas será mayor. Gente joven con progresión y buena base.

Además las empresas contarán con la ventaja de contar con personas jóvenes con motivación, a un precio rentable, y con un largo camino para crecer en la organización. Soy proclive a pensar que este sistema puede funcionar, porque ante un problema como el paro juvenil, se ha planteado una alternativa diferente y con un marco de referencia Europeo.

Los resultados se harán de esperar, pero sean positivos o negativos, es evidente que hay que empezar a hacer cambios.


Autor

Sergio


2 Comments


  1.  
    Sabrina Marrero González

    En primer lugar, me gustaría felicitaros por el blog y por crear un espacio de colaboración de este tipo.

    Dicho esto, y respecto al artículo, me gustaría comentar que si bien la Universidad se ha quedado anclada en clases magistrales y lecciones muy teóricas, la Formación Profesional si se ha adaptado a la necesidad de combinar teoría y prácticas profesionales. Por lo que el ejemplo a seguir lo teníamos mucho más cerca de lo que pensábamos.

    Ahora bien, estoy de acuerdo en que dar la oportunidad a jóvenes de conseguir experiencia profesional y a la vez continuar formándose es, hoy más que nunca, imprescindible para luchar por no convertirnos en la temida «generación perdida».

    ¡Un saludo!




  2.  
    Sergio

    Muchas Gracias por comentar Sabrina. Hace unos años la formación estaba mucho más valorada que ahora. Las empresas contaban con un buen presupuesto y reclutaban gente potencial con estudios universitarios y postgrados. El objetivo era formar a estos perfiles para obtener una plantilla talentosa para el futuro. Invertir tiempo en formación y adaptación no suponía un coste mayoritario. Actualmente la escasa liquidez de las organizaciones está provocando que se necesiten perfiles con mucha experiencia para su rápida adaptación. La inversión en formación es mucho más escueta. Aquí es donde la formación profesional está ganando terrero a las universidades como bien comentas. Perfiles con una buena base teórica y practica. Comparto contigo la reflexión y espero que la formación dual sea un buen método para librarnos de la » temida generación perdida». Hay que empezar a cambiar nuestra visión y buscar opciones para salir de este bache.

    Un Cordial Saludo.





Leave a Response


(required)

 
GUÍA DE RRHH
 
  • rrhh indicadores
  • portales búsqueda empleo rrhh