La nueva generación de Recursos Humanos

 

Valores Corporativos o Personas con Valores

0
Posted septiembre 19, 2012 by Eva V. in ARTÍCULOS

Cuando hablamos de Valores o Principios Empresariales nos referimos a la ética, sensaciones, hechos y pensamientos que una organización tiene como objetivo transmitir, y pretende sean directamente asociados a su marca, creando connotaciones positivas hacia la misma.

Los que nos vienen a la cabeza suelen ser Orientación al cliente, Trabajo en Equipo, Proactividad, Responsabilidad, Calidad, Compromiso…entre otros, ¿qué tienen en común? Todos estos se llevan a cabo y son demostrados por personas.

Por desgracia, vemos que no todos los empresarios y organizaciones han sabido reflejarlos, ya que no suele tenerse en cuenta, a la hora de definir los valores de la empresa, a las personas que forman parte de la organización, por lo que dudo que los valores impuestos corporativamente lleguen a ser reales y visibles para el mercado. Aquí surge una antigua cuestión ¿Qué fue antes, el huevo o la gallina?

En este caso, ¿qué fueron antes, los Valores o las Personas?

Partiendo de esta pregunta podemos visualizar dos escenarios en la organización:

  • El primero, aquellos valores que cuando el fundador de la empresa comenzó con su negocio, pretendía, de alguna manera, transmitir a los potenciales clientes y empleados. Unos principios personales, que a pesar de no encontrarse en un entorno doméstico, ha pretendido imponer en la compañía como pilares de los procesos de trabajo de la misma, con la única opinión y apoyo de los altos cargos y directivos.
  • Y segundo, la creación de una organización con una perspectiva y principios que se van creando y asentando gracias a los integrantes de la misma, examinando el valor añadido que todos ellos aportan, definiendo la diferenciación de la empresa creada a raíz de las actitudes y las acciones de los propios empleados, que son los que, al fin y al cabo, están cerca del consumidor y de sus necesidades.

Tras una breve “vista de pájaro” del panorama empresarial actual, es claro que el escenario más habitual en las organizaciones españolas es el primero. Es fácil hacer un listado de los valores corporativos, enmarcarlos y colgarlos en la oficina para que todo el mundo los vea.

Lo complicado es crear un listado en el que todos los miembros de la empresa se sientan identificados, unas acciones que todos realizan en la cotidianidad de sus puestos de trabajo y que todos valoran en las relaciones de su entorno laboral: compañeros, jefes, subordinados, clientes, proveedores…

No olvidemos que en la empresa hay más ojos que nos ven, que ojos que nosotros vemos.

Por ello, cuanto antes asumamos que las personas hacen a la empresa, antes veremos la importancia de evolucionar al segundo escenario.

Y aún podemos ir un paso más allá, cuando aprendamos que igual que el mundo gira y el mercado cambia, los valores de nuestra empresa deben seguir el mismo ritmo, entonces conseguiremos estar a la altura de las expectativas de nuestros clientes.

De la misma manera que revisamos la cuenta de explotación o el manual de funciones, es necesario revisar los valores corporativos, forman parte de la imagen empresarial. Todas las partes de la empresa deben Evolucionar.

No es el más fuerte de las especies el que sobrevive, tampoco es el más inteligente el que sobrevive. Es aquel que es más adaptable al cambio” Charles Darwin


Autor

Eva V.

Tanto si te gusta lo que lees como si no te gusta, dime lo que piensas. ¿Te atreves?

0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response


(required)

 
GUÍA DE RRHH
 
  • rrhh indicadores
  • portales búsqueda empleo rrhh