La nueva generación de Recursos Humanos

 

Ser Feliz en el Trabajo

0
Posted mayo 8, 2013 by Greg in ARTÍCULOS

amo-mi-trabajo-1080x675Recientemente compartimos en nuestras redes sociales una de las conferencias que Santiago Vázquez ofrece desde hace tiempo sobre una temática controvertida: la felicidad en el trabajo. Pero, ¿por qué la felicidad en el ámbito laboral es un tema de debate? Si al final todos deseamos ser felices ¿por qué existe la sensación de que no tenemos empleados o empresas felices?

Desde que Martin Seligman iniciara la corriente conocida como Psicología Positivista, muchos profesionales, gurús y speakers del ámbito de la psicología y empresa han compartido sus ideas y generado nuevos discursos en los que la felicidad (llámese ilusión, optimismo, flujo, talento puesto en acción, etc.) se convierte en un elemento clave de su mensaje. Llama la atención asimismo que todas aquellas empresas que se precien de preocuparse por el bienestar de su capital humano contraten a estos profesionales, a un nada desdeñable importe, para que contagien a sus directivos y empleados de la necesidad de crear un clima laboral en el que el trabajador pueda sentirse cómodo, integrado y si se me permite, feliz.

Sin embargo, ¿realmente somos más felices que hace unos años? ¿Se ha mejorado de forma apreciable el clima laboral en nuestras empresas? ¿Realmente buscan las empresas una mejora en el desarrollo de sus empleados o se utilizan estas herramientas sólo como parches o, en el peor de los casos, como elementos de marketing o publicidad corporativa?

En EE.UU., una encuesta elaborada en 2010 a más de 500 profesionales destacaba que sólo 4 de cada 10 profesionales encontraba satisfacción en su trabajo, mientras que el 60% de los encuestados consideraban el trabajo como una mera forma de satisfacer otras necesidades y obtener ingresos. Uno de cada diez consultados opinaba que el trabajo era fuente de infelicidad. En nuestro país parece que la situación mejora. Según la encuesta de Adecco sobre Felicidad en el Trabajo elaborada en 2012, casi un 78% de los 1800  profesionales consultados se considera feliz en el trabajo, cifra que se reduce en comparación con 2011, en la que el 81,2% de los consultados afirmaban ser felices en su puesto de trabajo.

A pesar de estos datos positivos globales, llama poderosamente la atención algunas respuestas que aportan los encuestados y que deberían poner en alerta tanto a empresarios como a managers sobre el profundo cambio que se está produciendo en los factores que determinan la felicidad de los empleados. Según esta encuesta, el secreto de la felicidad en el trabajo reside por orden en el propio disfrute de la tarea, en la posibilidad de realización personal que el empleo conlleva y en el reconocimiento por el trabajo realizado. Sólo para el 12% de los encuestados el sueldo es clave para su felicidad, respecto al 20% de encuestados que afirmaban lo mismo en 2011. De hecho, el 64% sacrificarían parte de su sueldo por ser más feliz en su trabajo.

Vemos por tanto que disfrutar de un buen clima laboral y un ambiente de compañerismo es el principal componente para ser feliz en el trabajo, y no los sistemas de compensación tradicionales. Sin embargo, ¿están nuestras empresas y organizaciones preparadas para responder a las nuevas demandas de los trabajadores?

Los principales frenos a la implantación de sistemas que midan y promuevan la satisfacción laboral vienen de la mano de sistemas de gestión orientados únicamente a resultados económicos y culturas de management obsoletas o excesivamente jerarquizadas en las que conceptos como felicidad en el trabajo, clima o satisfacción laboral aún son vistos con recelo; como elementos que distraen al trabajador de su función prioritaria de producción de recursos y servicios.

En un momento como el actual en el que se acepta comúnmente que un trabajador feliz es un trabajador más productivo, las empresas y organizaciones -sobre todo las más afectadas por el cambio económico en el que estamos inmersos- tienen una oportunidad de oro para potenciar y desarrollar las herramientas que el mercado ofrece para generar el ambiente laboral que sus empleados les están exigiendo; y que sin duda se verá reflejado a la larga en su cuenta de resultados.

Como dice Seligman: “el dinero, sorprendentemente, está perdiendo su poder […] Nuestro sistema está cambiando rápidamente de una economía del dinero a una economía de la satisfacción.”


Autor

Greg


0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response


(required)

 
GUÍA DE RRHH
 
  • rrhh indicadores
  • portales búsqueda empleo rrhh