La nueva generación de Recursos Humanos

 

Gestión Del Talento

http://www.sxc.hu
  • ¿ Qué es la gestión del talento?

La gestión del talento es un termino que esta cogiendo fuerza en los últimos tiempos. Son muchas las empresas que empiezan a plantearse la estrategia de diferenciarse del resto a través del capital humano. Pero para entender con eficacia la gestión del talento primero debemos centrarnos en diferenciar tres pilares fundamentales que lo componen.

En primer lugar tendríamos la selección, entendida como la capacidad que tiene la empresa para captar y seleccionar perfiles que puedan aportar un valor añadido a la organización. El objetivo se centra en buscar candidatos que reúnan las tres premisas idóneas; compromiso, motivación y capacidad. Estos factores favorecen que el perfil muestre un adecuado interés por los proyectos de la empresa, que tenga una actitud cooperativa, y que potencie sus capacidades para aportar ideas, propuestas o soluciones durante el transcurso de su labor.

En segundo lugar tendríamos el desarrollo del talento. En este aspecto es importante que las empresas entiendan que el trabajo no ha terminado con la selección, solo acaba de empezar. Estos perfiles requieren ser cultivados de manera cuidadosa para poder obtener frutos con vistas al futuro. La empresa deberá  poner los medios y recursos oportunos para que los empleados puedan crecer dentro de la organización, afronten nuevos retos y proyectos, y  mantengan una cierta dosis de motivación para aprovechar el potencial que les diferencia a nivel competitivo, lo que concluirá en resultados importantes para la compañía

Y por último tendríamos el apartado en el que voy a hacer especial hincapié  en este primer bloque solo el talento, la retención del talento.

  • ¿ Cómo podemos retener el talento humano?

Son muchas las empresas que se lo preguntan continuamente, y  pocas de ellas han conseguido darle respuesta. Actualmente los profesionales con talento son escasos en el mercado, por ello los indices de rotación de lo mismos son muy altos, cuando aparece alguna propuesta tentadora no dudan en cambiar de empresa. Buscan nuevos retos que les muevan y les hagan afrontar nuevas ideas a nuevos problemas.

En este caso el departamento de recursos humanos tiene un papel importante. Intentar retener en su empresa a aquellos perfiles con mayor potencial y que destaquen sobre el resto de la plantilla. A continuación detallaré una serie de herramientas o recursos que serán de vital importancia para la gestión de estos empleados.

1)    Planes de carrera. El departamento deberá establecer unos planes de carrera que faciliten al empleado su crecimiento en la organización. Es importante que a la hora de fomentar la retención del talento se establezcan vías para aportar nuevos retos que les mantenga activos y centrados en la compañía. Para ellos es fundamental progresar y trabajar con nuevos proyectos que les motiven.

2)    Imagen corporativa: Otra de las claves para retener el talento en la empresa es la imagen de la compañía, lo que se conoce como la “ marca”. Una empresa atractiva hará que sus empleados se sientan cómodos y tengan la percepción de estar colaborando en una empresa amoldada a ellos. Para ello la organización deberá trabajar a fondo su cultura organizativa, su imagen externa, sus valores y sobre todo,mantener un buen clima laboral, donde los empleados se sientan en un entorno de primera calidad.

3)    Condiciones Laborales: Otro de los recursos para fomentar está retención podría ser las ventajas a nivel laboral. Dar una serie de condiciones al empleado que le puedan interesar con el objetivo de  mantener su compromiso con la empresa. Como por ejemplo flexibilidad horaria, días libres o apoyo familiar. De esta forma el empleado podrá destinar un buen espacio de tiempo a su vida personal.

4)    Retribución: Y por último tenemos el aspecto salarial. Una de las claves para retener talento es sin duda la compensación económica. Es importante reconocer los logros y recompensarlos de manera adecuada. Es cierto que el aspecto dinerario no suele ser la primera fuente de motivación para ellos, dado que prefieren retos nuevos, pero si es un factor que si se lleva a cabo de manera personalizada con cada empleado puede ser determinante.